Cómo llevar niños pequeños en el coche

De 9 meses a 5 años

A partir de los 9 meses de edad y hasta que el niño cumple 5, cuando alcanza un peso de entre 20 y 25 kg, el niño puede viajar en una silla de seguridad especial provista de arnés para su sujeción. Entre 9 meses y 4 años (entre 9 y 18 kg) se emplea una sillita, y entre los 3 y los 6 años (de 15 a 25 kg de peso) se utiliza una sillita con elevador, que debe fijarse al automóvil con los propios cinturones de seguridad del vehículo, o bien al chasis con anclajes específicos. y siempre debe colocarse en uno de los asientos posteriores.

De 6 a 12 años

A partir de los 6 años de edad y hasta que el niño cumpla los 12 (aproximadamente, entre 22 y 36 kg de peso), lo mejor es utilizar un cojín elevador especial, colocado en un siento posterior y combinado con el uso adecuado del cinturñon de seguridad del propio vehículo, o bien con un arnés especial, parecido al que suelen emplear los paracaidistas, anclado al chasis. Este sistema, además de garantizar la seguridad del niño, le permite observar con comodidad el paisaje través de la ventanilla.

Mayores de 12 años

A partir de los 12 años, el niño ya puede viajar en coche sin necesidad de utilizar ningún dispositivo especial, sólo con los cinturones de seguridad del vehículo, siempre que su estatura sea suficiente para que las correas no le crucen el cuello y el abdomen, sino que le queden a la altura del pecho y la cadera.

Cabe destacar que lo más prudente es que siga viajando en la parte trasera del automóvil, porque el asiento del compañante es el sitio más peligroso del vehículo y, aun cuando el automóvil esté equipado con airbag en ambos asientos delanteros, suele ser el menos seguro en caso de sufrir un accidente.

Si el niño que viaja solo en la parte trasera del habitáculo del coche está cansado e irritable durante el viaje, es aconsejable parar y descansar un rato en lugar de permitirle quitarse el cinturón de seguridad.

Normas de seguridad

• Vigilar al cerrar las puertas del coche para no atrapar los dedos del niño.

• No dejar al niño solo dentro del coche con las llaves, ya que puede cerrar el coche y luego no saber abrirlo.

• Emplear dispositivos de cierre para niños, que impiden que el coche se abra desde dentro en los asientos traseros.

• Observar escrupulosamente las normas de sujeción de los niños que viajan en el coche.

• Impedir que el niño lleve la ventanilla abierta y que saque la mano o la cabeza por ella.

• Enseñar al niño a salir siempre por la puerta que da a la acera y no por la que da a la calzada.

La correcta elección de una silla de seguridad apropiada a la edad y el peso del niño, basada en los consejos de expertos en la materia, constituye la única fórmula para que el pequeño viaje con suficientes garantías.

Silla de seguridad provista de arnés de sujeción para niños de entre 9 meses y 5 años de edad o, lo que es equivalente, de entre 10 y 25 kg de peso. Los niños mayores de 1.2 años sólo necesitan los cinturones de seguridad del vehículo.